martes, 22 de febrero de 2011

Alejandro Magno: el Hombre y el Mito


Hoy os traigo un excelente documental, una vez más de National Geographic, de uno de los personajes más fascinantes de la Historia: Alejandro Magno. Considerado como el mejor Comandante de Caballería de la Historia, a la muerte de su padre Filipo I de Macedonia heredó el trono, y llevó la cultura griega hasta los confines del mundo conocido. Nombrado Faraón y Dios Viviente en el oasis de Siwa en Egipto, míticas son las batallas de Gaugamela (muy bien representada en la peli de Oliver Stone) e Issos contra los persas, y el sitio de Tiro, donde tuvo que construir un puente de más de 500 metros sobre el mar para poder alcanzar las murallas de la ciudad. Quizás su visión estratégica no tiene parangón en la Historia, aunque su desmedida ambición le llevó a cometer errores tácticos que desembocaron en su temprana muerte a la edad de 33 años.

En la contraportada del DVD podemos leer:
Más de 2.000 años después de conquistar el mundo conocido, Alejandro Magno sigue fascinándonos. ¿Qué sueños personales alimentaban su insaciable sed de peligro, fama y conquista? Conozca la sorprendente realidad en Alejandro Magno: el Hombre y el Mito. Descubrirá cómo una indiscutible habilidad táctica en el campo de batalla y un espíritu temerario hicieron de Alejandro el caudillo guerrero más formidable de todos los tiempos. Averigüe por qué sus soldados, incondicionalmente leales y que veneraban a Alejandro como a un Dios, conspiraron en su todavía polémica muerte.

Título Original: Alexander The Great: The Man Behind the Legend
País: USA
Año: 2004
Productora: National Geographic
Idioma: Español
File Size: 901.0 MB
Duration: 0:53:19
Video Track Format: MPEG-4 DivX v.5
Frame Rate (fps): 25.000
Video Width (Pixel number): 640
Video Height (Pixel number): 480
Audio Track Format: Mpeg-1 layer 3 (mp3)
Audio Bitrate (Kbps): 128

El archivo viene comprimido en 10 partes (9 de 98 MB y una de 18,97 MB). Si lo descargáis con JDownloader, el descompresor viene integrado; si no es así, os tendréis que bajar el HJSplit.


Espero que os guste tanto como me ha gustado a mi.

sábado, 19 de febrero de 2011

Finde Gastronómico en Zaragoza


El fin de semana pasado estuvimos en Zaragoza con la excusa de probar el gigot, que no es más que una pierna de ternera asada al horno durante 15 horas, así que os podéis imaginar que al comerla se te deshace en la boca. Aunque creo que una de las sorpresas de la comida fue el rissotto con trufa blanca y negra que nos sirvieron antes del gigot. En dos palabras: IM-PRESIONANTE. El restaurante elegido fue La Granada (C/ San Ignacio de Loyola, 14), y podéis ver su ubicación en el enlace de GoogleMaps que he puesto al comienzo de este post.

Como primer entrante elegimos una ensalada de pularda:


A continuación nos trajeron el ya mencionado rissotto con trufa blanca y negra (te la rallan en el momento):


Y por fin llegó el gigot. Éste es su aspecto antes de emplatarlo:


Me gustaría mencionar que fuimos la envidia de las mesas de alrededor, ya que al tratarse de un plato fuera de carta hay que reservarlo especificamente debido al tiempo que tarda en cocinarse. Los cuchicheos y murmullos se hicieron bastante audibles cuando el resto de la sala empezó a preguntar a los camareros que qué era aquello que nos íbamos a zampar y que ellos, pobrecillos, no habían visto en la carta. Ingenuos... Ésta es la pinta del gigot ya emplatado:


Espectacular. Tremendo. Una pena que se acabara tan pronto. Se me ha olvidado comentar que la comida la regamos con un par de botellas de un tinto Pétalos del Bierzo (D.O. Vinos del Bierzo) de las Bodegas Herederos de J. Palacios. Muy rico, la verdad. De postre compartimos una tarta de manzana y un yogur de violetas, ambos muy buenos.


Lo mejor: sin duda alguna, el rissotto y el gigot. Lo peor: aparte del precio, pequeños detalles como el tiempo que tardaron en retirar del centro de la mesa los aperitivos y entrantes ya consumidos. En cuanto al servicio de vino, si no se va a estar atento para rellenar las copas en cuanto se vacíen, mejor deja la botella en la mesa en vez de dejarla en una mesita auxiliar, que por cierto estaba un poco alejada. Uno de los comensales tuvo que hacer un bello escorzo a lo Arconada para poder alcanzar la botella.

Esa noche la dedicamos a tapear por la zona de El Tubo. Muy recomendables las tapas de Los Victorinos y las croquetas de boletus y los huevos rotos con foie de La Taberna de la Casta. Al día siguiente, ya de regreso, hicimos una parada en Calatayud (preguntamos por La Dolores pero estaba lleno), y nos apretamos, entre otras cosas, un platazo de migas para redondear el finde.


Espero que os haya gustado, y sólo me queda animaros a que vayáis a alguno de los sitios mencionados (menos a Calatayud, que con permiso de los bilbilitanos, es un poco feo).

martes, 15 de febrero de 2011

La Piratería No Existe


No lo digo yo, lo dice Juan Gómez-Jurado, escritor, periodista y autor de las novelas Espía de Dios, Contrato con Dios y El Emblema del Traidor, que hace unos días puso a disposición de los lectores su primera novela en su cuenta de Twitter.

Gómez-Jurado, que en los últimos meses se ha expresado en favor del cambio al libro electrónico, y con una postura reacia a la Ley Sinde y a la demonización de las descargas, publicó en ALT1040 un artículo controvertido titulado La Piratería No Existe.

Poco después, como reacción, recibió una carta del ínclito Alejandro Sanz (ultradefensor de los derechos de autor y que está convencido de que la piratería y el hambre en África están relacionados), donde le instaba a tener huevos de poner su novela gratis. Su respuesta la podéis ver en la imagen de arriba. En cuestión de horas, a pesar de la crisis, la incertidumbre, se han donado más de 4000 euros a Save The Children.

Para los interesados, el libro os lo podéis descargar desde aquí.

jueves, 10 de febrero de 2011

Más Parapente: Raúl Rodríguez

Hoy os traigo, gracias de nuevo a superop, otro vídeo de Raúl Rodríguez, esta vez volando "tranqui": se trata de una demo de un fabricante de parapentes español (Niviuk). Raúl era piloto de pruebas de esta marca hasta que se hizo la suya propia. Todo esto que parece tan "natural" en el video, es dificilísimo…

domingo, 6 de febrero de 2011

Más Parapente: Modalidad Acrobática


Esta vez nuestro amigo a la par que blogero superop nos pasa un video para que conozcamos otra modalidad del vuelo en parapente, la acrobática, de la que el español Raúl Rodríguez (en la foto) es todo un símbolo y admirado a nivel mundial, aunque esto no salga en las noticias. De hecho se le considera el padre del Acro Flying, ya que ha inventado la mayoría de las maniobras que se realizan. Eso sí, como bien dice superop, hay que tener unas gónadas de mármol para atreverse a hacer estas cosas.

Ahí va un video para que veáis las locuras que se pueden hacer colgado de trozo de trapo:

video

Muchas gracias a superop por el video.

sábado, 5 de febrero de 2011

UFO Restaurant Bratislava (Slovakia)


En los últimos viajes que he hecho, he intentado ir siempre a algún restaurante distinto u original, ya que como habréis deducido si seguís este blog, me encanta comer. Creo que es un placer, y quiero compartir con vosotros aquellos sitios que me han llamado la atención. En este caso os traigo el restaurante-mirador que se encuentra en el UFO de Bratislava (Eslovaquia). Esta estructura se encuentra en uno de los extremos del Nový most (Puente Nuevo) que cruza el Danubio. A Bratislava se puede llegar en 45 min. en barco desde Viena, trayecto muy recomendable por la belleza de los paisajes. Este trayecto, por razones obvias, sólo se realiza en primavera y verano. En cuanto al menú degustación, a continuación os dejo las fotos con la descripción de los platos, que esta vez maridamos con cerveza local.

Sashimi de sepia, jengibre rosa adobado y aros de cebolla crujientes
Crema de calabaza, bolitas de ricotta y aceite de albahaca
Tagliatelle de arroz, pasta de sésamo y wasabi de pepino y manzana
Medallones de ternera, chucrut estofado y gnocchi de patata
Surtido de quesos, miel de panal y membrillo
Bizcocho de crema y requesón, salsa de mango y virutas de cacao
Lo mejor: las vistas. Lo peor: la relación calidad/precio, por poner algo. El trato es muy bueno, sobre todo siendo extranjero (no deben de ver muchos), y no ponen malas caras si te ven haciendo fotos. Lo suyo es subir al mirador que hay encima para poder disfrutar de una vista 360º de Bratislava. Eso sí, el viento es huracanado. Por las noches, el restaurante se transforma en discoteca y las luces se pueden ver desde toda la ciudad. En definitiva, un sitio ideal para una comida y/o cena romántica si váis a Bratislava.

Una última cosa: es OBLIGATORIO que vayáis al baño del restaurante. Y hasta aquí puedo leer... Ya me iréis contando si lo experimentáis.

jueves, 3 de febrero de 2011

Finlandia: Trekking, Saunas y Lagos


Este verano hice uno de los viajes más divertidos, entretenidos y bonitos que he hecho nunca. Se trata de un trekking por Finlandia (Suomi en finés), siguiendo la frontera con Rusia, con la agencia Haciendo Huella. Bueno, en realidad sólo actúan como intermediarios, ya que la logística y los guías (Tumpi y Laura) que nos acompañaron durante el viaje los proporciona una agencia finlandesa llamada Upitrek. En su web, que se puede consultar en castellano porque la mujer del dueño es española, podéis encontrar más información.

El viaje hasta Kajaani, ciudad situada a unos 550 kms al norte de Helsinki, nos llevó todo el día, ya que al vuelo Madrid-Helsinki (unas 4 horas) hay que añadirle 2-3 horas de escala en el aeropuerto de Helsinki más una hora más de vuelo hasta Kajaani, destino final de este viaje de ida. Una vez allí contactamos con los guías locales, y nos fuimos al hotel Karolineburg (única noche en todo el viaje en el que estuvimos en uno al uso) para cenar y dormir unas horas. La zona en la que nos encontrábamos se llama Karelia, y se trata de una de las regiones de Finlandia que menos ha evolucionado y donde las antiguas tradiciones aún se conservan más intactas. En su arquitectura, en su forma de vestir, en la gastronomía y en todo en general, aún se respira un aire de antaño que nos evoca tiempos pasados. Sus paisajes lacustres son espectaculares, tal vez de los mejores de un país que cuenta con algo más de 180.000 lagos. La práctica ausencia de montañas hace de este país el lugar ideal para los que nos gusta el trekking y no somos expertos montañeros, ya que no hay grandes desniveles. Es un paraíso aún por descubrir, donde incluso puedes llegar a oír el silencio (como la canción de Simon & Garfunkel), y para aquellos que estamos acostumbrados a la súper-contaminación de Madrid, el poder beber agua directamente de lagos o ríos nos transporta a una época donde las cosas eran más sencillas.


Durante el primer día anduvimos (aprox. 18 kms) por la Reserva Natural de Martinselkonen, rodeados de aguas pantanosas y ciénagas donde abundan gran cantidad de aves e insectos. En ella anidan numerosas aves de presa, búhos y lechuzas. En Finlandia no existe ni un solo reno en libertad, todos pertenecen a algún propietario y Martinselkonen es una de las áreas especialmente designadas para que los rebaños pasten a sus anchas.


Todos los días, al final de cada excursión, nos pudimos relajar en una auténtica sauna finlandesa. En un país de poco más de 5 millones de habitantes hay contadas algo más de 3 millones de saunas. Prácticamente todo el mundo tiene una en su casa, en la oficina, en cabañas de vacaciones, en hoteles y por cualquier rincón del país. Además, prácticamente todos los días pudimos disfrutar de la sensación de lanzarnos a las frías aguas de un lago situado junto a la sauna. A continuación, podéis ver al autor de este blog lanzándose con un grácil escorzo a uno de esos lagos después de estar un rato en la sauna. El relax que experimentas en esos momentos es digno de disfrutarlo en algún momento de tu vida. Si eso lo acompañabas con una cervecita o dos, el descanso estaba asegurado. Vamos, que a mi prácticamente había que llevarme a la cama de la mano. Nota: los finlandeses beben como cosacos, incluso DENTRO de la sauna. Inaudito...


Al día siguiente llegamos a la Granja Arola, sitio muy conocido por la zona gracias a las opíparas cenas que prepara la anfitriona. En la gastronomía finlandesa no pueden faltar los arándanos en todas sus variedades: blueberries, blackberries, blackcurrants, crowberries, raspberries, cloudberries (en la foto), etc. Sirven para tartas o como acompañamientos de carnes y pescados. Durante este viaje pudimos probar carne de reno y de alce. El oso también se consume, pero tratándose de un animal cuya supervivencia no es que esté precisamente asegurada, no está muy bien visto. La verdad es que días después lo probamos en Tallinn (Estonia), y merece la pena.


Otra de las cosas más curiosas que te puedes encontrar por los bosques finlandeses, desde un punto de vista español, es la cantidad de cabañas perfectamente equipadas para los excursionistas. Calderos para hervir agua para sopa o café, leña cortada, hacha, cerillas, etc. Esto lo comentabas con los guías diciéndoles que esto en España es inconcebible, porque no tardaría ni un solo día en ser arrasada y/o ocupada. No quedarían ni los cimientos. Uno de los días que más me gustó fue el que acampamos junto al lago Kovajärviy, y tuvimos que montar las tiendas de campaña. La siguiente foto está tomada desde allí, justo al anochecer. Lo que no faltó fue la sauna junto al lago.


El trekking continuó hasta la comarca de Hossa, conocida en el país por poseer los lagos de agua más cristalina y la mayor concentración de bosques de pinos. Es uno de los paraísos de los pescadores locales. Desde allí nos trasladamos a la cabaña Jatkonsalmi, situada en un apacible entorno natural a orillas de un lago, con todas las comodidades de las típicas cabañas finlandesas, y donde hicimos noche tres días. Al día siguiente hicimos una de las actividades que hicieron de este viaje algo especial: cambiamos las botas de trekking (lo agradecieron nuestras ampollas) por canoas para realizar un agradable recorrido por los lagos y canales de la zona. Utilizamos canoas indias de dos plazas, para lo que los guías nos dieron unas pocas instrucciones, ya que no es fácil mantenerse a flote (es broma).


Al día siguiente visitamos el cañón de Julma-Ölkky, formado al final de la Edad Glacial cuando el hielo empezó a fundirse. En esta zona se conservan pinturas rupestres (ver foto), que tienen 4.000 años de antigüedad aproximadamente, y que se pueden observar a las orillas del propio lago. Los samis (lapones) que hoy sólo se encuentran más al norte de Finlandia, habitaron esta zona en la antigüedad. 


El último día lo pasamos en el Parque Nacional de Oulanka, realizando un rafting por el río Kitka, donde estuvimos a punto de perder a uno de nuestros compañeros. Menos mal que entre el guía y otro de los excursionistas le pudieron echar el guante antes de que continuara el descenso, pero ya sin barca...


La vuelta la realizamos desde Kuusamo, a unos 800 kms de Helsinki y a apenas 150 del Círculo Polar Ártico. Desde aquí volvió la mayor parte del grupo a Madrid, mientras que nosotros nos quedamos en Helsinki y aprovechamos para cruzar a las Repúblicas Bálticas, Estonia, Letonia y Lituania, viaje que recomiendo hacer cuanto antes, ya que se están masificando como nuevo destino turístico de moda (Tallinn estaba lleno de turistas de los cruceros que recorren el mar Báltico), y están perdiendo ese encanto e inocencia que tendrían hace 10-15 años, recién salidos de sus regímenes comunistas.

En definitiva, un viaje inolvidable, por sus gentes, sus paisajes, y sus silencios...

Fuentes: Haciendo Huella, Upitrek

miércoles, 2 de febrero de 2011

Parapente: Una Sensación Difícil de Describir


Hoy os quería hablar de una "actividad" que realicé hace unos cuantos meses, y que recomiendo a todos. Se trata de volar en un parapente biplaza, actividad que llevada a cabo por expertos es muy segura, a pesar de que lanzarse a toda velocidad por la ladera de una montaña no lo parezca en un principio. Pude hacerlo gracias a un compañero de trabajo, y la zona de vuelo se encuentra en Caracenilla (Cuenca). En este pueblo se ubica la  escuela de vuelo Tres Sesenta, por si queréis más información de cursos, vuelos, etc. Los fundamentos del vuelo en parapente los podéis encontrar, cómo no, en Wikipedia.

Es difícil describir con palabras lo que se siente cuando uno despega los pies del suelo y de repente se siente flotar y ve alejarse el suelo más y más... Creo que hay que experimentarlo para poder hablar de ello. Cuando aterricé solo acerté a decir "ha sido la hostia" todavía con los ojos húmedos, no sé si por el viento o por otra cosa. En fin, para que podáis entender un poco mejor lo que se puede llegar a sentir, aquí os dejo dos posts del blog de un gran "parapentero" (no sé si se dice así), que sabe expresar verbalmente mejor que yo lo que es volar...


Y ahí van unas cuentas fotos por si después de verlas, os queréis animar... Yo os lo recomiendo de todo corazón.

El momento del despegue
Primeros segundos volando
Tomando altura
Posando para la foto
Una sensación difícil de explicar
Muchas gracias a Javi y a Chan por descubrirme el mundo del parapente; y a Óscar por las fotos.

Fuentes: Blog de superop

martes, 1 de febrero de 2011

Zermatt: Trekking y Fondues


Zermatt está dominado por uno de los mayores símbolos de Suiza, el inconfundible pico Matterhorn o Cervino. Zermatt es uno de los mejores destinos turísticos en Suiza para hacer senderismo; quizás por la sublime belleza del Matterhorn y la cantidad de cuatromiles que le rodean, y sin duda gracias a la ausencia de vehículos motorizados (una de las cosas más curiosas del pueblo es que sólo puedes acceder por tren) y al ambiente de tradición que se respira en sus calles.


Este viaje lo realizamos con la agencia Yokmok junto a uno de sus fundadores, Jorge, una persona cuya trayectoria vital es digna de seguir. A continuación os pongo parte del itinerario que seguimos, junto con alguna de las casi 600 fotos que hicimos. El traslado desde Madrid no es nada complicado, ya que hay vuelos diarios a Ginebra. El traslado al pueblo de Zermatt hay que hacerlo en coche, aunque la última parte del trayecto hay que hacerlo en tren, ya que Zermatt es un pueblo libre de humos. Los pocos vehículos que ves son eléctricos. Os podéis hacer una idea del silencio y la paz que se respira. Zermatt es la cuna por excelencia del alpinismo en Suiza, y junto con Chamonix, referencia mundial en cuanto a deportes de montaña.


El alojamiento lo hicimos en un apartamento, cuyas vistas desde la terraza son de las cosas que permanecerán siempre en mi memoria. Los desayunos en la terracita, con los primeros rayos del sol calentándote, y viendo el Matterhorn, no tuvieron precio. La logística alimenticia se puede realizar en cualquiera de los pequeños supermercados que hay repartidos por todo el pueblo, mientras que para la cena (IMPRESCINDIBLE a base de fondues y/o raclettes) no faltan restaurantes. Como en toda Suiza, la cantidad de relojerías es inaudita. Eso sí, hace falta tener muuucha pasta, porque todo es caro en general... También hay infinidad de tiendas con material de esquí y escalada, y se pueden ver muchos productos de la marca RG, del símbolo nacional Roger Federer.


Con más de 400 kilómetros de senderos, las posibilidades en Zermatt son casi ilimitadas. Cuenta con un excelente sistema de teleféricos que permite ganar altura fácilmente y empezar las marchas a casi 3.000 metros de altura. La altura media de nuestras caminatas fue de 2.200 metros, así que la espectacularidad de las vistas os la podéis imaginar. En los alrededores de Zermatt hay 29 cimas de más de 4.000 metros. Por senderos que recorren la base del Matterhorn; por caminos que llevan hasta el borde de glaciares como el Alestch; o hasta lagos alpinos donde el reflejo de las montañas es perfecto, pasamos 5 días. También cogimos el telecabina más alto de Europa: el Klein Matterhorn, con la llegada a 3.883 metros de altura, donde las vistas son espectaculares.


Las rutas en general fueron fáciles y si las ampollas os respetan, no hay ningún problema para cualquier persona, por muy fuera de forma que esté (como es mi caso). Visitamos lugares como los lagos Stellisee y Schrwarzsee, la cresta de Hirli, donde encontramos algunos pocos ejemplares de la flor nacional y símbolo de Suiza, los famosos edelweiss (que por cierto, para ser tan famosa es una de las flores más feas que he visto en mi vida).


Y por supuesto visitamos el hotel más alto de los Alpes: a 3.100 metros el hotel Gornergrat nos ofreció unas vistas sobre las cimas digna de contar algún día a nuestros nietos. Allí pudimos ver a los también famosos San Bernardos ahora utilizados como reclamo turístico. Qué pena...


Para terminar, una última foto del Matterhorn, con la cima iluminada con las últimas luces del atardecer, y con una nube jugueteando en su cumbre... En definitiva, un precioso viaje que recomiendo a todo el mundo, difícil de olvidar por los paisajes, las caminatas, las fondues, la tranquilidad que se respira... Una manera distinta de conocer Suiza.



¡Animaos! Jorge os recibirá con los brazos abiertos. Ya os digo yo que merece la pena... Aunque no seáis expertos montañeros.

Fuentes: Yokmok